Sam…Pedro

Posted on 23 junio, 2011 por

3


No está en el cielo, aunque podría, tampoco puedes aplicarle lo de ¿qué hacéis ahí parados, mirando al cielo?, no se anda por las ramas; ni siquiera por las nubes. Vive para crear-creer pese a estar en edad de merecer homenajes. Noventa y cuatro abriles primaverales, su discurso, mezcla de verdad y ternura, conmueve. Es el abuelo soñado, un abuelo de cuento, capaz de fundir saber académico y sabiduría vital. Sampedro es biografía que, como vino envejecido en madera noble, mejora con los años.

Demuestra que cumplir años humaniza, cambia la idea decrépita de viejo por venerable; frente a quien solo espera la muerte, piensa morir alumbrando vida para otros, digno indignado, no avinagrado; poco lucido, pero muy lúcido, viendo, leyendo la realidad pese a su ceguera, captando el mensaje pese a su sordera. Sampedro ejemplifica que la pérdida sensitiva no supone perder sentido y sensibilidad. En fin, es ese abuelo de ‘sonrisa etrusca’ que ni molesta ni sobra, un maestro de Historia, no de historias ni historietas, narrador de batallas, no de batallitas, ayuda a ejercitar la memoria frente al amnésico flash pasajero. La vida nos regala mucho chorizo, más de lo tolerable para el estómago humano pero también gente buena silenciada por decir esa obviedad que otros desprestigian llamándola quimera, por decir verdades que, poco aplicadas, devienen fantasías infantiles, por hacer asequible al común lo que ciertos veladores de la realidad, pseudo científicos sociales, cultivan en y al servicio de huertos y fincas particulares.

Seguro que su longevidad tiene que ver con la bondad. La falta de vinagre alarga la vida y el buen Dios ha decidido que Sam.Pedro una cielo y tierra evitando separaciones artificiales, confirmando que se muere como se vive; lo que sea tendrá que ver con lo que es. Le dicen heterodoxo, piropo en manos acusadoras; al fin y al cabo, los héroes históricos -muchos anónimos-, vivieron esa productiva condición. Días atrás afirmó que sin valores no hay Derecho ni derechos, solo letra muerta, leguleya. Niega esa trampa, llamada realismo, que considera absurdo o lunático a todo aquel que trasciende su circular ombligo personal.

No soy quien para elevarlo a los altares, más cuando el candidato padece vértigo a la altura, pero a diario tropiezas santos minúsculos y con minúsculas, gente que cree otro mundo posible, lo predica y practica. Larga vida. Está claro, Sam. Pedro, no tiene las llaves del cielo, pero su magisterio, testimonio y trayectoria abre mentes y corazones. Dudo que el PP sea la solución. Le falta al menos la P que añade Sampedro, tres PPP: Pueblo, plaza y palabra a la vez que invita a renegar de una violencia, absurda, para quien tiene razón.

El amigo Falo le ha dado sentido homenaje a uno más —y ya van…— de esos imprescindibles a los que Brecht se refiere como luchadores eternos, de los que no dan el brazo a torcer ni cuando el ocaso de su vida se acerca, de esos que no necesitarán nunca una excusa para bajarse del carro porque no conciben la vida sin compromiso. ¿Una especie en extinción? Pues creo que no, ya que el abuelo Sampedro es referente para muchos y habrá sembrado su semilla en nuevas generaciones que alarguen su sombra y figura.


POR (Piensa Opina Reacciona), es una iniciativa de la SER, liderada por Iñaki Gabilondo. En este entrevista, el escritor y humanista ha aportado toda su experiencia a los jóvenes. Ilusionado con el movimiento 15-M, al que respalda y apoya, ha resaltado la importancia de un pensamiento libre y crítico. “Jóvenes, estáis amargados y desconcertados, pero ahora estáis presentes”, ha concluido emocionado.
Os dejo el audio de dicha charla. Está en Ivoox. Los que tenéis un smartphone que os permite llevar el audio es una práctica durante estos días —si ya no lo hacéis, claro está— cargarlos con “podcast de tipo sabio” que nos sigan aportando mirada y razones para mantener la cabeza alta y el compromiso firme.
Anuncios
Posted in: entrevistas, opinión